PRECAUCIONES DEL CUIDADOR

Cuando en una familia aparece un problema que obliga a que se deba recurrir a un cuidador para la atención de uno de sus miembros puede ocurrir, con mayor incidencia cuando el cuidador es un componente de la familia que asume la responsabilidad de hacerse cargo del cuidado del enfermo, que aparezcan problemas por la responsabilidad y la exigencia que ello supone.

Estos problemas que habitualmente se consideran como estrés del cuidador se manifiestan por la dependencia que presenta el enfermo y los cuidados que precisa como consecuencia de la misma.

Se producen alteraciones en el estado de ánimo del enfermo debidos a sus propias alteraciones cognitivas producidas por la enfermedad o por factores socio familiares de todo tipo.

En esta situación, ¿qué debe hacer el cuidador?

  • En primer lugar acudir al médico para que valore el problema y pueda actuar en consecuencia.
  • Planificar las actividades diarias y organizar el tiempo para poder disponer de algún momento para uno mismo.
  • No automedicarse bajo ningún concepto.
  • No abandonar sus relaciones sociales.
  • No juzgar sus propios sentimientos; no son ni buenos ni malos.
  • Expresar sus emociones y no guardárselo todo dentro.
  • Poner límites para no verse superado por la situación.
  • Lo principal de todo; pedir ayuda sin esperar a que los demás se la ofrezcan.

En muchas ocasiones el cuidador, principalmente si no es profesional, se siente superado por la situación y lucha contra sus propias necesidades con el convencimiento de que es lo que debe hacer.

Seguramente es así, pero si de algo debe ser consciente el cuidador es que no puede servir de ayuda si él mismo precisa esa ayuda. Para poder ayudar y ser verdaderamente útil el cuidador debe encontrase en buenas condiciones físicas y psíquicas y si no es así difícilmente podrá ejecutar su trabajo con solvencia y eficacia.

Hay que tenerlo siempre muy presente, si eres cuidador profesional o si en estos momentos lo eres por necesidad familiar, no lo olvides nunca, cuidarse para cuidar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *