LA DISCAPACIDAD NO ES BARRERA

Cuando se plantea la importancia del deporte para todas las personas siempre se diferencia mentalmente a los deportistas que padecen una discapacidad. Es habitual ver este colectivo como personas que aunque practiquen deportes de máxima exigencia e intensidad deben diferenciarse del deporte practicado por personas que no padecen discapacidad.

Tendemos a discriminar su capacidad deportiva y eso se refleja en la organización de eventos y competiciones que encuadran a las personas discapacitadas en distintas categorías dependiendo de cuál sea su discapacidad.

Al hablar del deporte adaptado como actividad integradora y socioeducativa se incide en su función normalizadora en cuanto a que las personas con discapacidad deben realizar la práctica deportiva en los mismos lugares y con los mismos derechos y obligaciones que cualquier persona.

Pero en los últimos días hemos conocido la noticia de que un ciclista sin un brazo, Alfonso Cabello, ha conseguido la medalla de bronce en el Campeonato de España compitiendo con ciclistas sin discapacidad.

Estas noticias siempre son una alegría, en primer lugar logra el éxito un deportista al que todo le ha costado mucho más que a cualquier otro y que nos da una lección de superación personal; con su fortaleza mental, disciplina y afán de progreso. Pero en segundo lugar, y creo que es lo más importante, realiza la mejor labor que se pueda imaginar en pos del deporte integrado.

Porque es indiscutible que si se pretende fomentar la labor integradora del deporte éste tiene que contemplar que hay deportistas discapacitados que perfectamente podrían competir con personas sin discapacidad y Alfonso es un ejemplo inmejorable.

Ha llegado el momento de dejar de diferenciar artificialmente la discapacidad, todas las cosas deberían contar con un diseño universal que las hiciera funcionales para todo tipo de personas, discapacitadas o no; lo que redundaría en una mayor calidad de vida para todos. Y también la práctica deportiva, no sólo con el empleo de las mismas instalaciones por parte de todos los deportistas, sino por contemplar la posibilidad de que existan competiciones en las que puedan participar atletas con alguna discapacidad si sus marcas les hacen merecedores de estar ahí.

Como ha dejado dicho Alfonso en una reciente entrevista “la discapacidad no es ningún tipo de barrera”.

Bravo Campeón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *