PRECAUCIONES CON LOS MAYORES EN LA DESESCALADA

Después del largo confinamiento por fin ha llegado el momento de poder salir de casa y de reencontrarnos con nuestros mayores. Pero el peligro no ha pasado, sobre todo para ellos que son las personas más vulnerables ante esta pandemia.

Por tanto, debemos mantener una serie de medidas de seguridad para intentar prevenir cualquier posibilidad de contagio. Para ello lo que debemos hacer en el momento que se produzca el reencuentro es mantener siempre unas estrictas medidas de higiene en lo referente al lavado de manos e igualmente mantener siempre una distancia de seguridad suficiente, que impida el contagio directo por las microgotas que pueda haber en el ambiente en el caso de que algún miembro de la familia, aún sin saberlo, pueda ser vector de contagio, no olvidemos que muchas personas son asintomáticas. Además de esta distancia no se debe dejar de usar nunca la mascarilla en estas reuniones. Está claro que puede llegar a ser molesta e incómoda, pero lo más importante es no contagiarnos para no contagiar y mucho más cuando se trata de colectivos tan vulnerables. Esta mascarilla debe estar correctamente colocada tapando nariz y boca para que sea efectiva.

Lo ideal es evitar contactos directos, evitar las muestras efusivas incluso con los más pequeños, todo llegará pero todavía no es el momento.

Al llegar al domicilio se debe dejar el calzado en la entrada y lavarse inmediatamente las manos para que la casa sea un territorio seguro y libre de virus. Igualmente se debe dejar la mascarilla en un lugar fiable, retirado y ventilado.

Así mismo a la hora de llevar la compra a casa es necesario desinfectar cuidadosamente todos los paquetes, envoltorios o botellas que hayan podido ser manipulados por otras personas, con una disolución de agua con unas gotas de lejía o con un gel hidroalcohólico, para asegurarnos que están libre de virus.

Lo más importante de todo es el sentido común que es lo que debe primar siempre en todas nuestras actuaciones en estos momentos tan delicados.

Hay que tener muy presente que, aunque se puede empezar a salir el virus sigue ahí, es perfectamente posible contagiarse si no se mantienen medidas que lo impidan y esto en el caso de las personas mayores sigue siendo muy peligroso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *